<xmp><noscript><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6746171\x26blogName\x3dAN%C3%A9CDOTA?\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://bycellie.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://bycellie.blogspot.com/\x26vt\x3d-4597718210109085684', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script></noscript></xmp>
ANéCDOTA? ANéCDOTA?

domingo, octubre 31, 2004

YA ES NAVIDAD!

Desde hace unos años hacia acá, las agujas del reloj se han acelerado. Una vez el verano se ha despedido y el horario de invierno se ha impuesto, es hora de preparar el próximo acto multitudinario: la Navidad. Millones de personas se disponen a hacer de esas fechas las más bonitas y felices del año.

El tiempo

Parece como si la gente no estuviera contenta con la época en la que vive (o les toca vivir!). Con la castaña en la boca y la camiseta de verano debajo de la rebeca, las personitas empiezan a recopilar objetos y más objetos de regalo para navidad. Además de gastar, también se empieza a decorar las calles con las deliciosas luces navideñas y los altavoces que escupirán decenas de villancicos.

Antiguamente (qué vieja que soy!), estas actividades comenzaban a mediados de noviembre, en una fecha prudencial entre el día de todos los santos (1 de noviembre) y navidad (25 de diciembre). Desde que navidad es sinónimo de dinero y gasto, estas tareas se han avanzado un mes. Así pues, no es dificil ver una calle adornada con arbolitos, papás noeles, estrellas y reyes magos en pleno mes de octubre.

El otro día (hace algo más de un meses), mientras andaba buscando un abrigo para mis pies (unas botas), parecía que había viajado en el tiempo. Noté algo extraño en la calle, como si el decorado de la escena no fuera con el estilismo de los actores. La gente vestida de verano y las calles medio engalanadas de felicidad fingida.

El siglo XXI es eso: vivir el futuro próximo como si fuera el presente. La filosofia de unos grandes almacenes muy conocidos en España.

Elizabeth, 15:37 | 0 comentarios


sábado, octubre 30, 2004

CASTANYADA vs HALLOWEEN

El mes de octubre se despide con una gran celebración: Halloween. Lejos de la tradición, ahora lo que se lleva es disfrazarse de bruja o de muerto viviente e ir de casa en casa pidiendo caramelos. Gracias al cine americano, hemos perdido nuestras costumbres.

Cuando yo iba al colegio (era el siglo pasado), recuerdo que en otoño nos hacían recoger hojas secas caídas de los árboles caducos, comprar boniatos y alguna castaña para luego hacer algún trabajo manual. Eran otros tiempos...

Ahora, lo que se lleva es comprar una calabaza bien grande, vaciarla, dibujarle una cara y poner una vela en el interior. Es otra manera de ver la fiesta, una americanada más venida gracias (o por desgracia!) a la influencia de los medios audiovisuales.

Aquí, los que no celebran Halloween (en ese saco estoy yo), festejan la Castanyada. Se trata de comer, la noche del 31 de octubre, panellets, castañas y boniatos asados, todo un placer para el paladar (pero no para la salud!).

La Castanyada


Este año coincide la Castanyada con el cambio de hora, así que recordad atrasar 1 hora vuestros relojes a las 3h de la mañana (domingo)!

Elizabeth, 14:01 | 0 comentarios


sábado, octubre 23, 2004

VECINDARIO

Desde que delante de mi casa construyeron 7 edificios que la única vista que tengo desde mi ventana (sin contar el mar y la montaña a los extremos) son las casas de mis vecinos. Al principio me molestó un poco el hecho de perder de vista (y nunca mejor dicho!) el Tibidabo y la gran ciudad en general, pero con el tiempo cambié de opinión.

Mirar por la ventana se ha convertido en un pasatiempo de lo más entretenido; como si encendieras el televisor para ver Gran Hermano. "Si dicen que cada casa es un mundo, yo delante mío tengo la Vía Lactea!". Como si de la rue del Percebe se tratase, puedo ver todo lo que ocurre en cada piso. Tan sólo tengo que sacar la cabeza por la ventana para saber qué le pasa al vecino del quinto, a la hija de la vecina del tercero o a la yaya del octavo.

Vecindario

Quizás estás pensando que soy una chafardera que no tiene nada más que hacer que espiar a los vecinos. Pues bien, estás en lo cierto: soy una cotilla que sí que tiene cosas que hacer (estudiar, salir y curiosear). Pero no es que quiera saber más de mis vecinos, no, es que no tengo más remedio que verlos cuando miro por la ventana. Son ellos los que siempre están allí cuando salgo yo.

Todo el mundo (a no ser que vivas en una isla desierta!) tiene vecinos, y todo el mundo los bautiza con algún mote especial. Yo, por ejemplo, tengo el tío feo desnudo, la mujer sargento que lleva a su marido a raya, el Mr. Bean, la yaya moderna, la parejita de cholos, etc.

Es muy divertido saber de la vida de esta gente porque todos ellos son peculiares. Cuando estoy aburrida o algo decaída, solo tengo que asomarme a la ventana para entretenerme y pasar el rato. Lo mismo que hago yo, lo harán los propios vecinos. Y me espiarán, y me habrán puesto un mote, y sabrán de mi vida porque soy peculiar...Qué horror! Vivo en un gran hermano!

Elizabeth, 22:58 | 0 comentarios


QUé VIDA LA DEL SIGLO XXI

Cuando me conecté por primera vez a internet, allá por 1998, jamás pensé que llegaría a amarlo y a odiarlo tanto. Por aquella época tan sólo contaba con un modesto ordenador 486 de segunda mano, y la conexión de la cual disfrutaba era escasa, pues me conectaba desde el colegio. Fue en esos años cuando aprendí a usar las nuevas tecnologías que nos brindaba la modernidad. Un año después (y un año antes del defecto 2000), cambiamos el ordenador y, con él, vino el internet.

Aún recuerdo la primera vez que mi ordenador abrió la puerta al mundo. Fue una experiencia mágica, llena de curiosidad e inocencia por parte mía. Cada vez que escribía una dirección, saltaba de emoción pensando que viajaba por el mundo: ahora estoy en Austria! Ahora estoy en Argentina! Y ahora en la Casa Blanca (cuando en realidad estaba en una web de becarias calientes...)!

Poco a poco fui descubriendo la maldad de la gente que, con el único fin de pasar el rato (supongo!), enviaba virus a diestro y siniestro o cambiaba los números de teléfono para timarte con la factura del mes siguiente. También descubrí la incompetencia (qué palabra tan bonita!) y la poca vergüenza de las operadoras que me proveían del servicio a internet. En definitiva, fueron años de experiencias y anécdotas cibernéticas.

Hoy, cuando estoy a punto de cumplir mi quinto año en la red, me encuentro en un pozo cuyo fondo está muy lejos y oscuro. Como ya dije en el pasado post, la avarícia rompió el saco. La avaricía del siglo XXI, de conseguir lo nuevo, las últimas tecnologías que supuestamente te facilitan la vida.

Me vendieron el cable como algo maravilloso, donde todo funciona estupendamente y todo el mundo está contento y feliz. Hasta incluso me hicieron varios regalos por darme de alta, por no hablar de las facilidades de instalación y de apoquinar. Pero la publicidad es sábia, y el comercial mucho más. Así que aquí estamos, pagando por un servicio que no funciona y del cual no te puedes quejar porque el sercicio de atención al cliente pasa olimpicamente de ti.

Mi abuela dice que "Al mal tiempo, buena cara", y eso es lo que hay que hacer. Porque el mundo no se acaba con el internet, y mucho menos con las supuestas nuevas tecnologías. Y aunque parezca que esté algo decaída, este es mi post número 100. Así que muchas felicidades a ANéCDOTA? (y que cumpla muchos más...) y muchas gracias a todos vosotros/as que haceis que esto sea posible.

Elizabeth, 13:04 | 0 comentarios


lunes, octubre 18, 2004

AUSENCIA

Tengo el blog un poco abandonado. Quizás a simple vista no lo parezca, pero interiormente necesita una ayuda. Me gustaría estar más por él, porque me gusta escribir, que me lean (y a quien no?) y que me cuenten cosas. Lo cierto es que desde el viernes pasado mi ordenador está en coma. Todavía respira, pero no mueve sus extremidades.

Todo comenzó cuando, en un acto de avarícia*, decidimos instalar el cable en casa. Parecía buena idea eso de navegar a gran velocidad por el ciberespacio mientras llamabas por teléfono y mirabas una película sin anuncios. A la práctica, no era tan buena idea. Tuvieron que llenar el piso de cables y aparatos para que todo esto funcionara. Pero el ordenador no se lo tomó bien y, como consecuencia, quedó mal herido.

Si no hubiese sido por los técnicos incompetentes (sí señor, otros incompetentes!), quizás mi ordenador estaría ahora vivito y coleando. La cuestión es que no tengo ordenador, y mucho menos internet. A finales de esta semana se espera que estos técnicos vuelvan al lugar de los hechos a reanimar a mi pobre ordenador.

Así que, hasta el fin de semana próximo (crucemos los dedos para que no se retrase más!), estaré algo ausente por este blog. Espero que los incompetentes sepan arreglar mi ordenador y me lo dejen tan bien como estaba antes. Hasta entonces, sed prudentes y desconfiados.
____________
* La avarícia rompió el saco

Elizabeth, 15:35 | 0 comentarios


jueves, octubre 14, 2004

INCOMPETENCIA EN CORREOS

Siempre que voy a la oficina de Correos salgo enfadada. No he visto una panda de incompetentes tan grande en un recinto tan antiguo y tan pequeño. Porque esta es otra, el edificio tiene más años que Matusalén. Yo creo que ha sobrevivido a la guerra con los mismo muebles, máquinas, y personas.

Correos

Después de cinco minutos de espera, llego al mostrador donde un hombre entrado en carnes y en edad me pregunta qué quiero. Muy amablemente le respondo que deseo enviar un fax. Él, con la experiencia de los años, me recita de memoria lo que debo hacer. Al cabo de un par de minutos regreso al mostrador donde me espera el señor cartero.

Quizás sea para alegrarse la tarde, quizás sea porque está un poco sordo, no lo sé, lo cierto es que se ha puesto a leer en VOZ ALTA el fax que debía enviar. Si no se ha enterado el segurata que estaba en el lavabo, no se ha enterado nadie.
-Y dice usted que quiere, enviar esto a Madrid? Mire que siempre tenemos problemas, porque son muy rápidos para captar clientes pero no para darlos de baja... El número es 902 (...) y destinatario (...) Usted es Elizabeth, no es cierto? De acuerdo, son X euros.
Acto seguido, el señor cartero se me ha quitado de encima enviándome a una ventanilla que parecía el desierto de Oklahoma y argumentándome que otra persona se encargaría de enviarme el dichoso fax.

El otro señor cartero, también de una edad avanzada y con problemas capilares, tenía trabajo: estaba hablando con una compañera sobre temas varios ajenos a la vida laboral. Y en medio de tal panorama, allí estaba yo, limpiando el mostrador con la manga de mi brazo apoyado en él.

Estuve esperando cerca de diez minutos, pero el señor cartero no se había dado cuenta de mi fax. Suerte que, en un momento dado, alguien encorbatado (seguramente el jefe) se ha percatado de mi existencia y ha avisado al señor cartero incompetente. En un par de minutos me han solucionado el problema. Eso sí, para enviar un fax han estado tres personas delante del aparato mirando y esperando a que saliera el papelito para devolvérmelo.

Si es que ya lo digo yo, jamás he visto una panda de incompetentes tan grande en un recinto tan antiguo y tan pequeño.

Elizabeth, 18:28 | 0 comentarios


lunes, octubre 11, 2004

SOÑAR EN EL CARAVANING

Este fin de semana fui a visitar un salón internacional donde, con el precio de la entrada, te permitían soñar y dejar volar la imaginación. Anualmente, esta exposición abre sus puertas durante una semana para que miles de personas (parejas, famílias o solitarios) conozcan el mundo del Caravaning.

Tengo que reconocer que no pagué entrada, pues una amiga me facilitó unas invitaciones. Así que durante un par de horas disfruté y soñé totalmente gratis. El salón estaba dividido en dos grandes bloques. De un lado, la parte comercial y de innovaciones en el mundo de la acampada y el camping en general. Por otro lado, un almacén inmenso lleno de autocaravanas y bungalows.

Iba dispuesta a pasármelo en grande: a ver, tocar y curiosear las miles de caravanas que tenían a la disposición del cliente-visitador. Era tan fácil entrar en una de esas casas móviles y pensar por unos instantes que estabas de vacaciones en los fiordos noruegos. Y en cuanto cambiabas de habitáculo, podías cambiar de destino en un abrir y cerrar de ojos.

Con lo que más disfruté fue con los bungalows. Aquellas casitas de madera nómadas que la plantas allá donde más te guste. Como si cada cierto tiempo te cambiaran las vistas de la ventana de tu casa: un día ves al vecino y al otro, una playa desierta de aguas cristalinas junto a una selva verde y frondosa.

Bungalow en medio de un sueño

Es tan fácil dejar volar la imaginación y soñar sentada en el sofá de una autocaravana o de un bungalow! Y todo esto en un salón internacional anual en la gran ciudad. Todo un lujo al alcance de cualquiera.

Elizabeth, 22:45 | 0 comentarios


sábado, octubre 09, 2004

Subservient Chicken

Navegando sin rumbo por el ciberespacio, he dado con una página que no tiene precio, es gratis. Para aquellas personas amantes de los animales y para aquellas personas que les guste mandar, aquí llega EL POLLO SIRVIENTE!

El pollo sirviente

Haz que duerma, que cante, que mire la televisión, que llore, que baile hip-hop, que lea un libro, que se caiga del sofá... lo que quieras! Dale órdenes y serán cumplidas por el pollo sirviente!

P.D El pollo no entiende el español, así que será mejor que le ordenes en inglés.

The Subservient Chicken

Elizabeth, 14:46 | 0 comentarios


jueves, octubre 07, 2004

AGRACIADOS EN OTOÑO

Acaso yo, soy la única persona que puede ver el hombre invisible? Acaso yo, soy la única persona que puede notar su presencia allá donde vaya? Por qué demonios me has tenido que escoger a mi entre las millones de personas que existen en la faz de la Tierra? Bueno, concretaremos un poco: millones de personas que existen en el área metropolitana de Barcelona.

Otoño es una estación de traspaso donde el Dios creador del universo no supo muy bien que clima establecer. Como sólo estuvo 6 días trabajando en el tema (porque el séptimo día descansó) decidió que "otoño" sería una mezcla de sus compañeros (verano y invierno). El problema es que se le fue la mano y puso más cantidad de humedad y menos cantidad de altas temperaturas. El resultado fue (y es!) catastrófico, pero como Dios no vive en la Tierra, pues no se percata del error.

Persona agraciada

Sólo unos cuantos agraciados son los escogidos para sufrir en sus propias carnes lo que significa ese error divino. Yo, soy una de las agraciadas.

De buena mañana, cuando las calles amanecen mojadas y los coches empapados de agua, la gente se abriga con una chaquetita de la nueva temporada '04/'05 porque tienen frío. Los escogidos, a esas horas de la mañana, sienten la necesidad de ir desnudos por la calle, pues de la humedad que hay en el ambiente, sudar la camiseta es poco.

De situaciones embarazosas, a lo largo del día hay mil y una. Cuando todo el mundo está recogidito y abrigadito medio temblando de frío, tú estás allí, de tirantes, con tu abanico para arriba y para abajo, con la gotita de sudor en la frente... Cuando llegas a la universidad, o a un centro comercial sin aire acondicionado (porque es octubre), llegas acalorada, colorada, con la gotita de sudor en la frente y los alerones de Macho Camacho.

Luego, los escogidos somos los primeros en inaugurar las pasas de gripe, de resfriados, de voz ronca, de males de oídos, de narices obstruidas, etc. Yo, como buena escogida que soy, ya he inaugurado la voz ronca, el mal de oido, la nariz obstruida y casi casi, el resfriado.

Elizabeth, 17:50 | 0 comentarios


sábado, octubre 02, 2004

SENTADA EN EL ANDéN

Desde que comencé la universidad que cada mañana a las 7'15h me encuentro sentada en el andén de la estación esperando el tren. A esa hora, cuando el sol todavía duerme y la luna se pierde, centenares de personas se dirigen a sus puestos de trabajo.

Sentada en el andén y mirando al mar, observo las personas medio dormidas que, con diferentes destinos, se disponen a tomar el tren para llegar puntuales (siempre que Renfe quiera). Ayer, llegué tarde a la estación y perdí el tren, así que tuve que esperar al siguiente. No me importó, pues como iba bien de tiempo, disfruté del nacimiento de un nuevo día. Mientras esperaba, me percaté de un hecho curioso y, a la vez, triste y real.

En mi andén, cuya dirección es la gran ciudad, Barcelona, decenas de personas autóctonas se dirigen al trabajo (o a la universidad). Un trabajo digno, bien remunerado y cómodo. En definitiva, un trabajo en condiciones (más o menos!).

En el andén de enfrente, la dirección de la cual es el El Maresme, decenas de personas inmigrantes se disponen a subirse al tren para ir a trabajar o, sencillamente, a buscar algún trabajo del que vivir.

Cuando llegó mi tren (repleto de gente, por supuesto), un españolito (o catalanito, como quieras llamarlo) trajeado y bien vestido estaba sentado con su ordenador portátil de última generación acabando algún trabajo para la empresa en la que presta sus servicios (porque no creo que el jefazo vaya en transporte público a las 7'30h de la mañana!).

Me chocó bastante las imágenes que había visto en esos 10 minutos esperando sentada en el andén. De un lado, unos inmigrantes (sin papeles y sin un duro en el bolsillo) cansados y con mirada triste esperando el tren y deseando que ese día fuera afortunado para que su vida cambiara un poquito. Por otro lado, unas personas bien vestidas, aseadas y ricas (en comparación con los otros) yendo a trabajar y pensando en la hora de acabar y regresar a casa para tomarse un baño de agua caliente, ver la televisión mientras cenan y conectarse a internet.

Cuando llegué a Barcelona, después de media hora de viaje, una situación insólita captó mi atención. Las gaviotas que durante el verano revoloteaban la ciudad estaban a la caza y captura de unas pobres palomas. Como si de la escena de una película de Hitchcock se tratase.

Elizabeth, 15:50 | 0 comentarios


BáSICO

Estás en el blog personal de Elizabeth, humana de 21 años que habita en los alrededores de Barcelona Badalona.
Dice que estudia una carrera de letras con mucha demanda y salida profesional en la gran ciudad.
Le encanta la música, especialmente la de los años 60', 70' y 80'. Además, le gusta la radio en todos los sentidos y la televisión como tema de conversación y de crítica.
Si fuera por ella, el año sólo tendría dos estaciones meteorológicas: otoño e invierno.

Que todavía no sabes qué es un blog? Pues entra un momento y curiosea en ANéCDOTA?! Es gratis y está abierto 24 horas al día durante 365 días al año. Y si quieres comentarme algo, ya sabes... Escríbeme!

LA VENTANA

www.flickr.com
This is a Flickr badge showing public photos from ANéCDOTA?. Make your own badge here.

ANéCDOTA PRODACSIONS PRESENTS

La fotopelícula...



El secuestro del leñador rechoncho

ME GUSTA

Ajenjo y Cigarro
Aloha PopRock
Barcelona Skyline
El Terrat
El Tricicle
Eugenio
Friends
Jason Brooks
Jordi Labanda
La Trinca
M80 Radio
Momentos Teniente
Nip/Tuck
No Somos Nadie
Pep Bou
Porca Misèria
Springstomania
Teatre BCN
The Spanish Beatles Page

BLOGS INTERESANTES

4Colors
Anna Blog
beCOMING
Café con leche, por favor
Canalla malaputa
Carlito's Circus
Cecilidades
Cocktail
Como gato panza arriba
Completando el círculo
Desde el Jergón de Burdon
Desde el Jergón de Arturo
El blog del Tronco
El cafecito de Natzan
El del quinto
El gato en el tejado
El mundo está loco
En Joan de Badalona
El ojo que todo lo ve
Eterna(mente)
Flop!
Gotas de lluvia en la ventana
Ike Janacek
iManel
La vida al revés
Lo que me pasa por la cabeza
Madalenas de chocolate
Memorias de un elfo oscuro
Miskah
Pensamientos superficiales
Salto al vacío
Sobremí
Sociedad Pajaril La Aurora
Te lo digo por tu bien
Tengo ganas de escribir algo...
Trapo
Trixxi
Uno que pasaba
Vida de una menganita
Yo, yo mismo y mis amigas

BLOGO...QUé?

Bitácoras.com
Blogarama
Blogdir
Blog in Space
Bloglines
Blogwise

IMAGINE

Imagine, by John Lennon
Imagine there's no heaven,
It's easy if you try,
No hell below us,
Above us only sky,
Imagine all the people
living for today...

Imagine there's no countries,
It isnt hard to do,
Nothing to kill or die for,
No religion too,
Imagine all the people
living life in peace...

Imagine no possesions,
I wonder if you can,
No need for greed or hunger,
A brotherhood of man,
imagine all the people
Sharing all the world...

You may say Im a dreamer,
but Im not the only one,
I hope some day you'll join us,
And the world will live as one.

EL BAúL

Anécdotas recientes...


Anécdotas caducadas...

LAZO DE AMISTAD


LOS OTROS

Powered by...


El blog se visualiza mejor con...
Get Firefox!

También disponible en...
English Français Català

Sidicalizar...
Site feed

El contenido de este blog está bajo licencia Creative Commons...
Licencia de Creative Commons


La cultura cura...


Justamente AHORA hay...
pasando el rato

Estadísticamente han pasado por aquí...
eXTReMe Tracker

Y EL TEMPLATE?

Skin name: Retreat II
Picture by: Gettyimages
Layout by: Mamafai

Get awesome blog templates like this one from BlogSkins.com